¿Sirven para algo las listas? A mí me gustan las de “lo mejor del año”, de hecho suelo estar pendiente cada diciembre de algunas webs (Hipersonica, pitchfork , jenesaispop), sobre todo para descubrir música nueva. A lo largo de todo un año, uno tiene la posibilidad de escuchar muchos grupos. La idea es pararme un momento, repasar lo escuchado, y compartir lo que más me ha gustado. Mi lista es de 28 discos, así que os iré contando de cinco en cinco hasta llegar al top3. ¡Empezamos… del 28 al 1!

28 The Vaccines – What did you expect from The Vaccines?

Cada año hay que darle su cota de oportunidad a canciones tan ligeras que pegan en cualquier divertida noche veraniega. The Vaccines grabaron un disco breve, sin trucos ni arreglos complicados.

Simplemente una buena colección de canciones pop, coreables y enérgicas. Claro, lo de “simplemente” igual no es tan simple, ya que para muchos esa es la fórmula del éxito. Me recuerdan a veces a Franz Ferdinand, aunque con menos talento musical, o a Editors.

Sus letras: Bueno, tienen un punto trágico-cómico en la del vídeo, hay decepciones amorosas típicas (All in white, Norgaard), sentimientos hacia sus amigos que echa de menos (Wolf pack). Aún entre tanta banalidad se perciben cosas. Quizá la más interesante sea la última, Somebody else’s child, donde dice “no estar a la altura” de lo que podían esperar sus padres, lo que le hace sentirse simplemente “hijo de alguien”. Un sentimiento bastante extendido entre muchos artistas la verdad.


27 The Pains Of Being Pure At Heart – Belong

Les comparan con Smashing Pumpkins, pero a mí me parecen algo bastante distinto, mucho más edulcorado. Una banda hipster por excelencia. Pop, ruido y voces delicadas encajan en The Pains etc, el grupo con el nombre más pretencioso de la actualidad. Belong me enganchó allá por abril-mayo. Las melodías pegadizas todavía siguen sonando en mi cabeza, creo que por recuerdos noventeros más que por otra cosa.

The Pains… se dieron a conocer gracias a una canción muy pegadiza que hablaba sobre una primera experiencia sexual en la biblioteca. En Belong siguen siguen sin ir más allá. Relaciones chico-chica que no se separan demasiado de las letras que aquí haría Dani Martín, eso sí, con un puntito más melancólico.

26 Brooke Fraser – Flags

Primer disco folk-pop que aparece en esta lista, y no será el último. Brooke Fraser es una auténtica desconocida en España, pero cuenta con una importante base de fans en Australia, donde forma parte de Hillsong, un grupo de pop-rock muy popular en las iglesias evangélicas, donde se cantan muchas de sus canciones y cuyos discos superan en ventas a Lady Gaga o Justin Bieber. En solitario, Brooke Fraser ha publicado ya tres discos. Aquí acierta al contar historias, al transmitir sensaciones, al jugar con la instrumentación y su versátil voz.

Mi favorita es Crows & Locust, una de las canciones más oscuras del disco y, a la vez, llena de esperanza. “What can wash away my sin? / Nothing but the blood / What can make me whole again? / Nothing but the blood”.

25 My Morning Jacket – Circuital

Hay muchas formas de conocer música, más hoy en día con Internet. Pero nada mejor que las recomendaciones de un colega con buen gusto. A My Morning Jacket llego por esa vía y no me decepcionan en absoluto. Grupo muy en la onda de Band Of Horses, Avett Brothers u otros herederos de Neil Young.

Este disco, Circuital, ha sido producido por Tucker Martine, miembro de The Decemberists, y se grabó en una iglesia del XIX, al parecer tocando todos a la vez y en “círculo”. Parte de esa coherencia y los rebotes sonoros se palpan en canciones que pasan de referencias al rock de Springsteen a piezas acústicas y melódicas con una facilidad pasmosa. En este enlace os dejo una entrevista con el cantante y compositor Jim James sobre ‘Holdin on to Black Metal’, una divertida reivindicación de la música más dura como la evasión que se niega a los adultos.

24 The Joy Formidable – The Big Roar

Creer en lo que haces te da puntos, y esa es la impresión que tengo al escuchar a The Joy Formidable. Banda inglesa que suena más bien americana, desde toques Foo Fighters a los primeros No Doubt. Con sólo un disco en circulación aún no son muy conocidos, pero probablemente lleguen a más gente gracias a su aparición en la banda sonora de Crepúsculo, un auténtico lanzador de artistas al mainstream.

Cradle, que os pongo a continuación, es el videoclip por el que les conocí. El resto del disco no raya al mismo nivel que estos dos temas, pero aún así es un debut más que bueno.

Y hasta aquí la lista, de momento. Próximamente más…

Lista Selección 2011 en Spotify.

Anuncios